5 aves altas en proteína que deberías probar

27 julio, 2017

¿cansado de pollo y brócoli para cenar cada noche? Estas 5 aves altas en proteína que deberías probar deleitarán tus papilas gustativas. Además, proporcionarán todas las calorías, proteína y grasa que necesitas para ganar músculo.

La pechuga de pollo a la parrilla es prácticamente el elemento vital de los atletas que buscan ganar masa. Y tiene sentido: 3 onzas se traducen en 20 gramos de proteína, poco más de 1 gramo de grasa, y alrededor de 100 calorías. Estas son algunas estadísticas impresionantes cuando estás tratando de bombear tu ingesta de proteínas sin todo el “extra”.

Por desgracia, comer una dieta constante de pollo, pollo y más pollo llega fácilmente a hostigar hasta al más entusiasta. Así que, si estás listo para mezclar tu dieta y probar algo nuevo, considera consumir algunas aves de caza.

Ganso salvaje

El ganso es definitivamente un corte de carne más gordo que el pollo. Además, entrega alrededor de 12 gramos de grasa y 24 gramos de proteína por porción de 3 onzas. Pero ese contenido adicional de grasa no podría causar algún daño verdadero. Un poco de grasa añadida no es probable que frene tu progreso en la construcción de músculo, incluso podría ayudar. Además, un ganso salvaje bien cocinado sabe más como carne asada que un pájaro. El truco es seleccionar un pájaro más pequeño y joven, luego asarlo en una sartén, como si fuera un pavo.

Pato

El contenido de grasa del pato es mayor que el de pollo, pero la mayor parte está en la piel. Sin comer la piel, el contenido nutricional de una porción de 3 onzas es sorprendentemente similar a la del pollo. 102 calorías, 16 gramos de proteína y 4 gramos de grasa es lo que conseguirás por una porción de pato. Pero aquí está el cambio: El pato, como el ganso, es un pájaro de carne oscura, por lo que sabe más como la carne oscura de un pavo. Si eres un fanático de la carne blanca, el pato puede no ser la alternativa correcta para ti.

Faisán

Si estás buscando un pájaro de caza que sabe más como el pollo, el faisán puede ser tu mejor opción. Es un pájaro magro que combina carne blanca y oscura, y aunque sabe como el pollo, es más rico. Si comes la carne del pecho solamente, estarás consumiendo un perfil alimenticio casi idéntico al del pollo. Una porción de 3 onzas tiene 110 calorías, 20 gramos de proteína y 3 gramos de grasa.

Si no puedes encontrar faisanes en el estado salvaje, no importa. Los faisanes de granja suelen tener un mejor perfil de aminoácidos que las aves salvajes. Solo asegúrate de no cocinarlos demasiado. Los faisanes son magros, por lo que cocinarlos durante demasiado tiempo puede volverlos secos y duros para comer.

Codorniz

Las codornices son pequeñas aves, que pesan alrededor de 4 onzas cada una. Por lo tanto, vas a necesitar dos codornices para obtener suficiente carne para una sola porción. Su tamaño pequeño los hace fáciles de cocinar, y pueden ser asados, fritos, puestos a la brasa o saltados. Al igual que los pollos, tienen una combinación de carne ligera y oscura, pero con un sabor ligeramente más intenso. Su perfil nutricional es casi idéntico al del pollo, pero con unos pocos gramos adicionales de grasa.

Paloma

Las palomas son otros pájaros pequeños con sabor grande, pero tienes que cocinarlos correctamente o tomarán sabor a hierro. La carne de paloma, como el pato y ganso, es oscura y magra, cocinarla demasiado puede volverla dura y seca. Este problema se ve agravado por el pequeño tamaño del pájaro: hay menos carne que cocinar. El truco es marinar la carne durante la noche, o envolverla en el tocino antes de asarla a la parrilla. Permitiendo así, que el sabor y la grasa en el tocino infundan la carne de la paloma.

Mientras cocines la paloma correctamente, no hay mucho que pueda desagradar de ella. Una porción de 3 onzas tiene alrededor de 130 calorías, 17 gramos de proteína, y cerca de 7 gramos de grasa.