Bajar de peso sin hacer dieta: 5 consejos

13 Abril, 2017

Sabemos que el sobrepeso es un tema complicado si se trata de estética, y cuanto antes queremos desaparecer esos kilos de más, pero muchas veces no tenemos tiempo o no nos gusta seguir dietas para bajar de peso. Si estás convencido/a de que las dietas complicadas con muchas restricciones en comidas y las largas esperas de resultados por los ejercicios realizados en gimnasios no son lo tuyo, pues hoy te daremos 5 consejos para bajar de peso sin hacer dieta. Aquí te proponemos nuestros 5 consejos:

1- Mejorar tu alimentación:

Reemplaza alguno alimentos de tus desayunos, almuerzos y cenas que contenga grasas por algunos vegetales junto a tu ración de carne o pollo, por ejemplo. No consumas salsas de tomate, mayonesas o aderezos que contengan cremas; en su lugar, reemplazalos por limón o chorritos de vinagreta. Cambia progresivamente tus alimentos comunes por otros más saludables, e intenta no repetir las porciones (como postres, dulces, tortas, etc). Esto hará que tu organismo se adapte a una alimentación saludable y el proceso de bajar de peso sin hacer dieta sea más sencillo.

 

2- No omitas las comidas:

Si te alimentas en pequeñas cantidades durante el día el metabolismo se acelera, logrando quemar esas calorías que tanto disgustan. En cambio si dejas pasar mucho tiempo sin comer algo, tu metabolismo se detendrá y conservarás más grasas en ves de bajar de peso.

 

3- Consume mucha agua:

en medida del agua que consumas, el metabolismo limpiará aquellos elementos que no le sirven a nuestro cuerpo, los cuales solo disminuyen las posibilidades para bajar de peso. Tomar agua genera que tu cuerpo queme calorías mientras se produce la digestión, además de quitar el hambre. Un truco para bajar de peso sin hacer dieta es tomar un vaso de agua antes de cada comida, esto permite engañar a nuestro estómago disminuyendo la capacidad de este, indicándole mucho más rápido que hemos llegado a nuestro tope a la hora de comer.

 

4- Mueve el cuerpo cada vez que tengas la oportunidad:

Salir a caminar mientras paseas a tu mascota, subir o bajar las escaleras a cambio de tomar el ascensor, ir a bicicleta al trabajo o caminando, son cosas que sin hacer mucho esfuerzo te permiten quemar algunas calorías mientras acelerando el paso. También puedes hacer cosas en casa como prender los electrodomésticos a mano, bailar mientras haces limpieza o mientras tomas una ducha, caminar de un espacio a otro, mover los muebles, etc. Todo esfuerzo físico sirve para bajar de peso.

 

5- Inspírate:

Imprime en hojas de papel frases motivadoras y pégalas por todas partes de tu casa, así tendrás presente siempre el motivo por el cual necesitas bajar de peso y cuando estés a punto de romper la promesa, tomes consciencia, reflexiones y puedas soportar comerte ese bocadillo que tanto te apetece pero que solo aportará más tiempo en lograr tu objetivo.