Dieta del alpiste

24 Diciembre, 2016

Cuando creías que ya no quedaba otra alternativa de dieta para bajar de peso llega la dieta del alpiste, esta dieta es tan o más efectiva que las otras, pero tal vez menos famosa.

Debes saber que el alpiste es una semilla ideal para aquellas personas a las que les cuesta mucho trabajo cambiar su hábitos alimenticios, o en palabras más claras disminuir las cantidades de sus alimentos.

La dieta del alpiste es perfecta, ya que no necesitas dejar de comer, ni comer solo alpiste para bajar de peso.

La lipasa es una enzima propia del alpiste. Esta ayuda a disolver de manera más rápida las grasas que acumulamos en nuestro organismo.

La dieta del alpiste es muy fácil de preparar, aquí, en físico perfecto te enseñaremos como:

Preparación de la dieta del alpiste:

  • Lo primero que debes saber al momento de preparar la dieta del alpiste es asegurarte de que sea alpiste para consumo humano, no lo confundas con el alpiste para aves.
  • Luego de hacer esta selección coloca el alpiste en un vaso con agua, tápalo, y deja que repose ahí toda la noche.
  • Al día siguiente, bebé el agua del vaso y pon el alpiste en la licuadora y echa agua otra y licua.
  • Si aún el batido no es cremoso puedes agregar un vaso más.

Por otro lado, el alpiste también se utiliza con éxito en casos de hipercolesterolemia y para prevenir la arteriosclerosis.

Las infecciones de orina, como la cistitis también son combatidas con el alpiste. La hipertensión arterial, los edemas, gota, ulcera de estómago no son ajenos a ser tratados con alpiste.

Así que ya sabes, con la dieta del alpiste no solo bajas de peso, sino que además previenes y combates enfermedades que resultan nocivas para tu salud.

Recuerda, que debes consumir un vaso de alpiste antes de cada comida, y que estás comidas deben ser sanas también, no te excedas con la grasa.

También debes moverte, es decir realizar ejercicios constantemente, no debes esperar que la dieta del alpiste lo haga todo.

Los resultados de esta y otras dietas dependerán del esfuerzo y la dedicación que le pongas.

¡No te detengas, tú puedes obtener el físico perfecto!